MIMAMOS NUESTROS FRUTOS

aceite de oliva

  El proceso    comienza a  principios de  Noviembre,  con el  cambio de color de  la aceituna de  verde a violeta, en  su momento  óptimo de maduración(envero), finalizando a mediados del mes de Diciembre.

 

Se realiza solamente con medios mecánicos, consiguiéndose de esta forma un fruto sano. Seleccionado con la mayor garantía de calidad y con el mínimo daño para el fruto.

 

Seleccionando el fruto en el campo(solamente se recoge la aceituna del árbol), el transporte hasta la Almazara se realiza inmediatamente a granel, no utilizándose nunca sacos. De esta forma conseguimos que el fruto conserve todas sus cualidades y propiedades intactas, no resultando dañado ni contaminado por aquellos frutos descompuestos y en mal estado.

 

En menos de 24 horas se realiza la molienda, necesaria para que se desprenda el aceite de los tejidos vegetales de la aceituna, las vacuolas liberan las gotitas de aceite contenidas dentro de ellas.

 

El proceso de fabricación

 

El proceso de fabricación del aceite, tiene su origen en la recolecta de la aceituna. Toda la aceituna obtenida, es analizada en nuestro laboratorio, para asegurar la calidad exigida. Nuestras aceitunas, no se almacenan, sino que son directamente molturadas sin dar lugar a su fermentación. Para ello son depositadas en la tolva de recepción.

 

Una vez la aceituna se encuentra en la Almazara, se procede inmediatamente a su limpieza, no lavándose como norma. Todo este proceso se realiza con los mas avanzados métodos mecánicos, procurándose dañar lo menos posible al fruto.

 

Una cinta las transporta hasta la ablentadora, que es la encargada de eliminar la posible hoja, piedra, tierra… Seguidamente la aceituna pasa por la lavadora para su limpieza total. De ahí pasan a las tovas de almacenamiento y de éstas directamente al molino para ser trituradas. Mediante un sinfín, se va introduciendo la masa en la batidora. Aquí es batida a baja temperatura para mejorar la extracción y calidad del aceite. El decánter, es el encargado de separar el aceite de la masa u orujo.

 

Este aceite pasa a los depósitos decantadores donde es limpiado de forma natural, el aceite al pesar menos, va subiendo mientras que el agua y las impurezas que quedan aposadas van sacándose manualmente mediante un grifo situado en la parte más baja de los depósitos. Posteriormente, el aceite ya limpio, pasa a almacenarse en la bodega, a una determinada temperatura para que se apose y se aclare. Finalmente, en la envasadora automatizada, es envasado para su comercialización.

 

El envasado

 

 La calidad de  nuestro Aceite de  Oliva Virgen  Extra, es  controlada  durante todo el  proceso de  producción como  se ha descrito en  el apartado  anterior,  especialmente  antes y durante el  Envasado del  Aceite. El principal  objetivo es  conseguir un  Aceite de Oliva  Virgen Extra de máxima calidad, transformado en producto final envasado que cumpla con las máximas garantías, objetivo que consideramos conseguido.

 

Todos nuestros productos se almacenan en bodega y envasan en “Atmósfera protectora”,  proceso que constituye el Oxigeno del interior del envase por Nitrógeno, consiguiéndose así una mayor estabilidad del aceite.